¿IR AL PSICÓLOGO ES DE "LOCOS"? - Psicolink

¿IR AL PSICÓLOGO ES DE “LOCOS”?

Katherine López

Aunque nuestra sociedad ha ido cambiando, siguen existiendo ciertas creencias, estereotipos o estigmas sobre por qué las personas acuden al psicólogo pero… 

¿No os ha pasado alguna vez que habéis estado tan agobiados o estresados que ya no podéis más, y ya no sabéis cómo “controlarlo”?

¿No os ha pasado que os habéis sentido tan apáticos y tan tristes que sentís que “meh” y que pasan los días y los meses y lo único que hacéis y os apetece es estar en la cama?

¿Alguna vez habéis sentido que en vuestra relación de pareja, o familiar, habéis entrado en un espiral de discusiones que van deteriorando esa relación, pero que seguís ahí por qué os queréis y no sabéis cómo terminar o sobrellevar esas discusiones?

Probablemente muchos de vosotros os hayáis visto envueltos en algunas de estas situaciones, o en todas, y como es lógico, os hayáis sentido tan ‘’saturados’’ que habéis recurrido a buscar ayuda de familiares y amigos…. Pero no siempre nuestros más allegados nos pueden dar la ayuda profesional que necesitamos en esos momentos. Y precisamente es esta la razón principal por la que las personas acuden a terapia, porque sienten que ‘’no pueden más’’ con sus problemas, y que necesitan ayuda de alguien que les proporcione nuevas herramientas y perspectivas para restablecer ese estatus quo. 

Entonces… ¿estamos todos ‘’locos’’? 

La locura es una palabra que en algún momento de nuestra historia se atribuyó a aquello que generaba un comportamiento ambiguo o “anormal”, al que no se le podía adjudicar una causa concreta, no se entendía y generaba cierto miedo o temor. Por ejemplo: gente que hablaba sola por la calle. 

A raíz de esto, los ‘’locos’’, pasaron a ser ‘’otra especie’’, se trataba de personas que estaban enfermas porque se comportaban de manera extraña y debían ser tratadas por profesionales (psicólogos o psiquiatras) para que les curasen, mediante medicamentos y enseñándoles a tener un comportamiento ‘’normal’’.  

Pero la verdad es que, si pensamos de manera objetiva, a estas personas se las juzgaba y etiquetaba porque hacían lo mismo que cualquier otra persona ‘’normal’’, pero en momentos o lugares en los que no se espera que aparezca esa conducta. 

Por tanto… ¿Existe realmente una diferencia entre ‘’personas locas’’ y ‘’personas normales’’ o somos todos parecidos? 

Estar ‘’loco’’ es simplemente una etiqueta

Como seres humanos, todos somos más o menos parecidos, tenemos los mismos órganos, las mismas capacidades cognitivas y actuamos a veces de manera muy similar. Pero lógicamente también tenemos diferencias entre nosotros pues damos nuestro toque personal a nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos y cada uno tenemos nuestra propia historia de aprendizaje, y son estas diferencias las que nos hacen PERSONAS ÚNICAS, sin apellidos, ni ‘’normales ni ‘’locos’’.  

Entonces… ¿quiénes van al psicólogo?

Las personas, es decir, cualquier ser humano. ¿Por qué? Porque todos en algún momento de nuestra vida podemos necesitar ayuda porque: 

Podemos tener problemas o dificultades que interfieren en nuestro día a día a los cuales no podemos hacer frente y necesitamos ayuda. 

Podemos tener en dudas sobre qué hacer o cómo nos debemos comportar en determinadas situaciones, y necesitamos que alguien nos enseñe. 

¿Y qué hacemos cuando necesitamos ayuda? buscar a otra persona que tenga un abanico más amplio de conocimientos y habilidades para que coopere con nosotros (nos dé pistas, nos enseñe y nos ayude a mejorar las herramientas que tenemos, herramientas 2.0) y así podamos resolver los problemas, las dudas, inquietudes, etc. que teníamos y que interfieran con nuestro día a día. 

Comparte este contenido

1