¿POR QUÉ NOS CAUTIVAN LOS TRIÁNGULOS AMOROSOS? - Psicolink

¿POR QUÉ NOS CAUTIVAN LOS TRIÁNGULOS AMOROSOS?

Iria Carrera

Seguro que alguna vez te has quedado enganchado/a a algún libro, película o serie en la que el/la protagonista tenga que escoger entre dos amores. Se hacen equipos, hay debates en las redes sobre quién es el mejor y porqué, cuál es la pareja que más pega… Nos sentimos identificados/as con uno u otro personaje, admitamoslo este tipo de historia nos remueve emocionalmente. Si quieres saber por qué nos atrapan estas historias de amor, te animo a seguir leyendo. 

¿Cómo son las emociones de alto y bajo impacto?

Potentes: ya que son emociones que se mueven en dimensiones caracterizadas por la inestabilidad, son impredecibles y no nos permiten instaurar una rutina. Lo “bueno” es extremadamente agradable al igual que lo “malo”. Se centra en expectativas de amor pasional que altera químicamente nuestro cerebro y nubla, temporalmente, nuestra capacidad de juicio crítico. 

Ambivalentes: esta diatriba constante provoca en nosotros inestabilidad emocional que permite a las emociones expresarse en su máximo apogeo, como vimos en el apartado anterior. La duda sobre qué hacer y el riesgo que asumimos hace más atractiva aún la situación. 

Prohibidas: vivimos en una sociedad principalmente monógama y estas situaciones en las que tienes el mismo nivel de sentimiento y compromiso con dos personas a la vez es “inviable” al ser “situación “prohibida”, lo que añade más excitación a la relación. 

Al mismo tiempo que disfrutamos del desarrollo de la trama y de cómo el protagonista vive su ambivalencia, también ansiamos un final. Un desenlace en el que escoja definitivamente a uno de sus dos amores. Esto se hace necesario ya que este estado emocional es agotador y no es sostenible por un largo tiempo debido al estrés que produce. Esta elección, con múltiples posibilidades, permitirá adaptarse a una rutina y que la carga emocional vuelva a ser estable. 

No obstante, ¿sabes que éste no es el único triángulo amoroso que existe?

Independientemente del tipo de relación sentimental que decidas establecer, y que es totalmente libre, existe una teoría que establece el concepto del amor sobre una base triangular.

Robert Sternberg postuló la “Teoría Triangular del Amor” en la que establecía cuáles son los componentes del amor:

Para este autor podemos distinguir dentro de una interacción sentimental tres componentes:

1. Pasión: hace referencia al deseo que sienten el uno por el otro, la necesidad de contacto y cercanía con la otra persona. Se manifiesta en forma de energía descontrolada y difícil de frenar con una gran estimulación psicofisiológica.

2. Intimidad: hace referencia a la conexión entre las dos personas, a las ganas de conocerse y sentirse próximos emocionalmente. Se manifiesta en forma de amistad, afecto y preocupación por el otro. 

3. Compromiso: implica formar una historia de amor, decidiendo conscientemente el compartir tu vida con esa otra persona que te complementa compartiendo un proyecto de vida. 

Así que, según esta teoría, si quieres tener un “Amor Completo” los ingredientes de tu relación se centrarán en la pasión, la intimidad y el compromiso. Y tú, ¿los tienes todos? Si te encuentras en un triángulo amoroso y sientes que te está superando recuerda que en PsicoLink podemos ayudarte.

Comparte este contenido

1