Ruptura sentimental en tiempos de crisis - Psicolink

Ruptura sentimental en tiempos de crisis

“Lo he dejado con mi novio/a esta cuarentena… estoy fatal, encima encerrado/a en casa…¿y ahora qué? Ojalá estuvieran mis amigos para sacarme a una discoteca o tomar algo desahogándome en un bar”. Tal vez ahora no pueden estar tus amigos, pero estamos nosotros, cuéntanos qué te ha ocurrido y te ayudaremos a hacer este confinamiento más fácil.

Una ruptura sentimental puede ser un suceso traumático en la vida de una persona, y de hecho, un volumen muy alto de personas acuden a terapia por esta razón. Precisamente por ser un suceso traumático, de mucho sufrimiento, interfiere y repercute de forma GLOBAL en todas las áreas de la vida de la persona.

Debemos aceptar que este suceso, es de largo recorrido. No es algo que vayamos a superar “de la noche a la mañana”, por lo que debemos aceptar el dolor y ser pacientes con nosotros mismos. 

Estos sentimientos que nos invaden, tienen una función ADAPTATIVA aunque no lo creamos, ya que nos permiten aceptar la nueva realidad e ir avanzando hacia ella. Pero, para poder entender mejor el por qué de estos sentimientos, debemos saber que tras la pérdida en una ruptura sentimental, pasamos por un proceso de DUELO, el cual suele seguir las siguientes fases:


1- Shock ante la pérdida. La primera fase. La persona no acaba de creerse lo sucedido y suele llevar a la persona a no reaccionar ante lo que ha sucedido e incluso hacer como si nada hubiera pasado. Una vez es consciente de la ruptura, es capaz de visualizar lo que está por venir, llega la siguiente fase, la de negación de la pérdida.

2- Negación y aislamiento. Una vez se ha asumido el shock, llega la fase de negación. En ella, la persona es consciente de que ha perdido a la persona, pero no quiere aceptarlo, se niega a aceptar el fin de la relación y sueña con volver. Suelen venir pensamientos como: “esto ha tenido que ser un error, estábamos enfadados y se ha ido de las manos, pero volverá”, “está pasando por una mala época pero no quiere decir que no quiera estar conmigo”, etc. En esta fase la persona busca formas de solucionar el problema y poder así retomar la relación.

3- Ira. Esta fase del duelo se caracteriza por ser una fase en la que suelen predominar los sentimientos de ira y enfado hacia la persona que le ha dejado. Suele ser una etapa de gran frustración por lo que ha pasado y se suele culpar a la otra persona incluso llegando a sentir rabia y sentimientos de venganza. Esta rabia puede llegar a expandirse y que se exprese hacia uno mismo y hacia otras personas. Sin embargo, dentro de las fases del duelo en la ruptura de pareja, la fase de rabia es la más positiva porque si alguien nos provoca rabia o enfado, buscamos evitar sentirnos así y queremos eliminarlo de nuestra vida, por lo que esta fase nos va a ayudar a AVANZAR. 

4- Negociación. Esta fase puede ser muy peligrosa y puede llegar a ser un gran paso atrás si no se gestiona bien, pues es una fase en la que la persona dejada puede intentar acercarse a la otra persona de nuevo, y se puede cometer el error de tratar de hacer cualquier cosa por retomar la relación. Un mal acercamiento puede arruinar de nuevo la situación  y hacernos sentir peor de cómo estábamos.

5- Depresión. Esta etapa viene cuando la persona pierde la esperanza de retomar la relación con la expareja. Empieza a ver las cosas con mayor objetividad y a darse cuenta de que no hay vuelta atrás. Por lo que vienen los sentimientos de profunda tristeza y desestabilidad que puede llegar a ser desgarrador para la persona. En esta etapa también suele aparecer el MIEDO a no ser querido, por ejemplo: “nunca voy a encontrar a nadie”, “voy a acabar sólo/a”, etc. 

6- Aceptación. Esta fase, es la última del duelo. En ella, comenzamos a pensar en el futuro y la persona empieza a aceptar la nueva realidad. Acepta que la relación se acabó y ya no busca estar con la otra persona. Se siente en paz y preparado para conocer a una nueva pareja. En esta etapa, es importante poder aprender sobre nosotros mismos. Debemos tomar nota de todo lo que hemos aprendido y así poder saber lo que buscamos para futuras relaciones de pareja. Es esencial tener en cuenta que hay que estar bien con uno mismo antes de lanzarse a una nueva relación. 

Por tanto, lo esencial a tener en cuenta cuando se termina una relación es: aceptar el duelo y aprender de él, tener un rato al día de desahogo emocional (llorar, escribir lo que siento, etc.), buscar actividades que me distraigan (trabajo, estudio, hablar con amigos, etc.) y sobretodo saber que es un tiempo en el que hay que tener PACIENCIA con nosotros mismos y es un tiempo de TRABAJO PERSONAL que nos ayudará a CRECER como personas y nos hará a la larga, más FUERTES si lo enfocamos bien. 

Mucho ánimo con esta etapa de duelo y con el confinamiento. Recuerda, relativiza, acepta que estamos en una nueva realidad, y sé paciente contigo mismo.

Si tienes dudas, te sientes bloqueado, frustrado o crees que necesitas más herramientas no dudes en consultarnos. Recuerda que contamos con sesiones express para que en 45´y por solo 30€ puedas desahogarte y conseguir una serie de técnicas que te ayudarán a lidiar con este proceso de duelo por ruptura sentimental. O si lo prefieres también con un psicólogo especialista que te acompañarán en el proceso.

Comparte este contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *